Autoridad en nuestros pies

739143.gif

 

 Recuerda que Dios nos ha dado  nuestros pies para ser usados como armas poderosas en contra del enemigo. Si lees en el libro de Malaquias 4:2-3, Dios dijo: “A los que me teméis, saldrá el sol de justicia y en sus alas él traerá la sanidad y saltareis como becerro de la manada. Hollareis a los malos, los cuales serán ceniza bajo la planta de vuestros pies, en el día que yo actúe, ha dicho Jehová de los ejércitos”.

 

El enemigo será hecho cenizas bajo nuestros pies. En Isaías 52:7 dice “Cuan hermosos sobre las montañas son los pies de aquel que trae buenas nuevas”

 

En Cantares 7:1 dice: “Cuan hermosos son tus pies, OH hija de príncipes”. Dios dice que nuestros pies son hermosos.

Dios ha ungido nuestros pies para cosas grandes.

 

 

Símbolos de los pies según la Biblia:

 

  • Conquista: Adquirir un territorio a fuerza de armas. Salmo 8:6… “Le hiciste señorear sobre las obras de sus manos; todo lo pusiste bajo sus pies”. Efesios 1:22-23:… “Y has puestos todo bajo sus pies, y le has dado por cabeza a la iglesia, que es su cuerpo, la plenitud del que lo llena todo”.

 

  • Rapidez: Velocidad impetuosa o movimiento acelerado. Salmo 18:33… “Que hace mis pies como de ciervas, y me hace estar firme sobre mis alturas”.

 

  • Estabilidad: Permanencia, duración, firmeza. Salmo 40:2:… “Y me hizo sacar del pozo de la desesperación, del lodo cenagoso; puso mis pies sobre peña, y enderezó mis pasos”.

 

  • Buenas nuevas: Nahum 1:15:… “He aquí sobre los montes los  pies del que trae buenas nuevas, del que anuncia la paz”

 

  • Victoria: Superioridad, ventaja. Romanos 16:20… “Y el Dios de paz aplastará en breve a Satanás bajo vuestros    pies”.

Es importante que sepas que debes comenzar a hacer uso de tus pies en propósitos santos, porque Dios quiere que le adoremos, que dancemos en su presencia.

 

 

Un danzor:

  • Debe ser un adorador, debemos agradar al señor en todas las áreas de nuestras vidas y por supuesto, nuestra adoración debe salir de lo profundo de nuestro corazón para poder adorarle en espíritu y verdad.
  • Debe tener un espíritu quebrantado (Sal. 51:6, 16, 17; Lc. 7:36-50).
  • Debe entender la justificación: nuestra justificación está en Jesucristo (Ro. 8:1), no podemos establecer nuestra propia justicia (Ro. 10:3).
  • Debe tener integridad (ser íntegro es clave en todo danzor adorador) I Sam.11:1-11; Daniel 1:4, 8, 17-20 y 6. Daniel no dejó de confiar en Dios y mantuvo revelación perfecta con el Señor en momentos difíciles.

Dios te dio autoridad  para adorarle por tanto debes tener:

Pies limpios: Nuestra intimidad se reflejará en nuestra autoridad. (Gén. 18:4; Luc. 7:38; Jn. 13:3)

 

Pies de sacerdotes: (Ap. 1:5-6; Jos. 3:13-17; I Sam. 2:9; II Sam. 6:14; I P.  2:9)

Pies para batallar espiritualmente: “Hollar” “DARAK” Trillar bajo los pies, caminar, ir adelante, guiar, pisar fuerte, aplastar con el pie. (Sal.44:5; Job 40:12; Deum. 33:29).

 

 

A todos los danzores (adoradores):

Sean bendecidos:

 

Les exhorto a adorarle con todo su corazón, no importa las circunstancias que se presenten, porque Dios ha diseñado un camino para ti y nada ni nadie podrá cambiarlo. El te ha elegido, te ha llamado y separado para danzar en su presencia. Anímate, levántate y entra en esa maravillosa adoración que es danzar para el Rey. (Recuerden que deben darle toda la atención necesaria al cuidado de sus pies para que no se lastimen).

Fieles a Dios, Ministerio, y la Iglesia, (Mateo 25:21, Tito 2:10 y 1 Corintios 4:1-2). 

 

Toca tus hombros con tus dedos y comienza a hacer un círculo

Al rotar tus brazos tus hombros van a rotar a la

frente varias veces y luego hacia atrás.

 

  1. Estira tus brazos hacia el frente y coloca tus manos juntas. Luego mueve las manos hacia ambos lados y luego llévalas hacia atrás estirando lo mas que puedas.

 

 

  1. Haciendo torbellinos con tus brazos estirados te ayudará a estimular el metabolismo celular.

Estira tus manos a ambos lados y comienza a hacer giros hacia al frente y hacia atrás.

 

 

  1. Este tipo de ejercicio te ayudará a mejorar la flexibilidad y a aliviar el estrés. Vas a sentirlo en tus piernas, en la espina y en tus brazos.

Estira tus manos hacia arriba y con tus pies unidos vas a doblarte y vas a tocar con tus manos el suelo. Repite este movimiento como si estuvieses rebotando.

Luego coloca tus manos detrás de las rodillas y dobla tus rodillas un poco. Se cree que este tipo de ejercicio puede mejorar las funciones del riñón y la vejiga.

 

 

  1. Este tipo de ejercicio fortalece la espina dorsal y los huesos de las caderas.

Rotación de la cadera.

Mantén tus brazos y hombros relajados, deja que tus manos rueden naturalmente conforme al movimiento normal de rotación.

Gira hacia ambos lados. Recuerda inhalar al comenzar un movimiento y exhalar cuando regresas a una posición normal.

 

Recuerda que cada persona tiene su propio nivel de avance haciendo ejercicios.